Tips para combatir la falta de sueño con un recien nacido

Tips para combatir la falta de sueño con un recien nacido

Fecha:
Publicado por:

    Entendemos que tener un bebé recién nacido puede ser muy agotador y afectar tu sueño. Aquí te compartimos algunos consejos que pueden ayudarte a mejorar tu calidad de sueño y tu bienestar con un bebé recién nacido:

    • Sigue un horario de sueño regular. Intenta acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto ayuda a reforzar el ciclo de sueño-vigilia de tu cuerpo y a evitar el insomnio.

    • Presta atención a lo que comes y bebes. Evita las comidas pesadas, la cafeína, el alcohol y la nicotina antes de dormir, ya que pueden interferir con tu sueño. Opta por alimentos ligeros y saludables, y bebe suficiente agua durante el día.

    • Crea un ambiente de descanso. Mantén tu habitación fresca, oscura y silenciosa. Usa cortinas, tapones para los oídos, un ventilador u otros dispositivos que te hagan sentir cómodo. Evita el uso prolongado de pantallas emisoras de luz justo antes de acostarte, ya que pueden estimular tu cerebro y dificultar el sueño.

    • Haz actividades relajantes antes de acostarte. Puedes darte un baño, leer un libro, escuchar música suave, meditar o hacer ejercicios de respiración. Estas actividades te ayudan a relajar tu cuerpo y tu mente, y a prepararte para el sueño.

    • Establece una rutina de sueño para tu bebé. Los bebés recién nacidos suelen dormir entre 16 y 18 horas al día, pero no de forma continua. Puedes ayudar a tu bebé a dormir mejor siguiendo una rutina que incluya: apagar las luces, poner música suave o ruido blanco, cambiar el pañal, leer una historia, darle un baño, frotar sus brazos y piernas con un masaje, cantarle una canción de cuna y mecerlo durante unos minutos.

    • Pide ayuda cuando la necesites. No tienes que hacerlo todo tú solo. Si tienes pareja, familiares o amigos que puedan cuidar de tu bebé por unas horas, aprovecha para descansar o hacer algo que te guste. También puedes consultar a un médico si tienes problemas para dormir que afecten tu salud o tu estado de ánimo.